Disuria

La disuria es el dolor, escozor o ardor al orinar, y se siente generalmente en el tubo que lleva la orina de la vejiga (uretra) o el área que rodea los genitales (perineo). Cualquier persona puede experimentar episodios de dolor al orinar.

Síntomas

Además de dolor o escozor al orinar, otros síntomas de infección del tracto urinario incluyen dificultad para a orinar, micción frecuente, orina oscura, relaciones sexuales dolorosas, etc. Leer más →

Causas

El dolor al orinar puede ser causado por una serie de condiciones y determinadas sustancias, incluyendo enfermedades de transmisión sexual como la gonorrea o la clamidia, infecciones de orina como la cistitis o la pielonefritis. Leer más →

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar la probabilidad de desarrollar una infección urinaria incluyen ser mujer, ser sexualmente activo, cálculos en el riñón, tener anormalidades en el tracto urinario, tener un sistema inmunitario debilitado, o el uso de un catéter para orinar. Leer más →

Complicaciones

La disuria se vuelve muy grave cuando la disuria no se cura a pesar del tratamiento, y cuando se expulsa sangre con la orina. Leer más →

Diagnóstico

Su médico primero revisará su historial clínico, que incluirá preguntas sobre su salud general y anteriores episodios de disuria. Las respuestas a estas preguntas le dará a su médico pistas a la causa. Después puede hacer un examen físico. Es probable que necesite una prueba de orina u otros exámenes para confirmar el diagnóstico. Leer más →

Tratamiento

El tratamiento de la disuria depende de la causa. La cistitis, pielonefritis y uretritis se pueden curar con antibióticos por vía oral. Las infecciones por hongos se tratan con fármacos antifúngicos. Por lo general, los síntomas desaparecen a los pocos días de tratamiento. Leer más →

Prevención

Para ayudar a prevenir la disuria causada por cistitis o pielonefritis, se puede beber varios vasos de agua cada día para limpiar el tracto urinario u orinar inmediatamente después del coito. Las mujeres deben mantener el área genital limpia y seca, cambiar los tampones y toallas sanitarias con frecuencia y evitar el uso de jabones irritantes. Leer más →